El factoring es una herramienta de financiación a corto plazo disponible para todo tipo de empresas o autónomos. Esta opción les permite anticipar el cobro de sus créditos comercial sin tener que esperar a su vencimiento. De esta manera las empresas y autónomos pueden cubrir sus necesidades de circulante y en función del tipo de factoring (con recurso o sin recurso), evitar el riesgo de potencial impago o insolvencia por parte de sus clientes o deudores, ya que el riesgo es asumido por el cesionario (entidad financiadora).

El tejido empresarial español está compuesto fundamentalmente por PYMES y autónomos. Según los datos de diciembre del Ministerio de Economía, el 99% de las empresas inscritas en la Seguridad Social correspondían a autónomos y empresas de menos de 50 trabajadores. Son precisamente estas empresas las que mayores dificultades tienen para acceder a financiación.

El factoring en España

Según datos publicados recientemente por la Asociación Española de Factoring (AEF), el total de las cesiones de créditos relativas al factoring supuso en 2016 un montante de 67.936 millones de Euros. Esto implica un crecimiento de un 8,6% frente al 2015. De esta cantidad, el 76,7% correspondió a contratos de factoring nacional, lo que es algo que viene a corroborar la importancia de este producto en el territorio nacional.

Cualquier sector es susceptible de utilizar un producto como el factoring para solventar sus necesidades de liquidez. Tradicionalmente son la industria manufacturera, el comercio, el transporte y la construcción los sectores donde más arraigado está este producto. Por regiones, son Madrid, Cataluña, la Comunidad Valenciana y Andalucía las regiones con mayor actividad de factoring.

Comparación con países de nuestro entorno

El peso de las cesiones referentes a factoring sobre el Producto Interior Bruto nos permite comparar la actividad del factoring y su importancia entre los países. Haciendo esta comparación, nos encontramos con que el factoring en España, Francia e Italia tiene un peso similar sobre el PIB (entorno a un 11,5% del PIB), a cierta distancia del Reino Unido (que cuenta con un 14,6%) que es líder destacado.

Es por tanto un producto asentado dentro y fuera de nuestras fronteras y que se adapta a todo tipo de empresas, tanto grandes corporaciones que operan incluso internacionalmente, como pequeñas empresas.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de estudiar una operación de factoring?

En primer lugar, debes elegir la entidad a través de la cual realizar la operación de factoring. Pero esto no es tarea sencilla. Tradicionalmente en España, el factoring ha sido una actividad realizada casi en exclusividad por entidades bancarias. Con posterioridad, han ido apareciendo algunas empresas de financiación alternativa, en algunos casos con un enfoque online y digital como es nuestro caso. En otros países como Reino Unido, el peso del sector bancario es muy inferior.

A menudo por el mero hecho de estudiar una propuesta ya tendrás que abonar comisiones de estudio. También es habitual que se concedan riesgos o una línea a nivel de deudor, que en caso de no utilizar también implicará una penalización en precio.

Comisiones de formalización, gastos de notaría, compromisos y obligaciones de contratación, venta cruzada de productos, contratos leoninos… Estos son algunos ejemplos de situaciones que se pueden encontrar con algunas entidades. Por eso entender qué ofrece cada una y sus condiciones no es nada sencillo.

Desde Borrox pensamos que hay una forma más sencilla de ofrecerte financiación y te ofrecemos nuestro servicio de anticipo de facturas SIN:

  • SIN gastos de estudio. Envíanos tu propuesta y te daremos rápidamente y sin ningún coste respuesta sobre tu solicitud.
  • SIN compromisos. ¿Necesitas financiar una única factura? Sin ningún problema. En Borrox te ofrecemos flexibilidad y nos adaptamos a tus necesidades.
  • SIN complicados contratos. Un sencillo contrato, que firmarás de manera online, será lo único que necesites.
  • SIN venta de otros productos y con total transparencia. Te damos un único coste, así de simple y fácil.

Desde Borrox queremos ayudar a las PYMES y autónomos españoles a cubrir sus necesidades de financiación.  Realiza tu solicitud de estudio y pon solución a tus necesidades de circulante.