El mercado de la financiación alternativa crece cada año y se está consolidando en muchos aspectos como una de las opciones más accesibles para las empresas. La aparición de plataformas como Borrox tratan de facilitar el acceso a financiación por parte de PYMES y autónomos ya que, hoy en día, muchas de ellas siguen teniendo problemas para acceder a financiación.

Los elevados plazos de pago hacen que muchas empresas tengan dificultades a la hora de hacer frente a sus obligaciones. El descuento de facturas y el factoring son algunas de las herramientas a disposición de las empresas para conseguir liquidez y solventar sus problemas de circulante.

Factoring tradicional

¿En qué consiste?

El factoring, a diferencia del descuento de facturas, es un contrato en el que una empresa cede los créditos derivados de su actividad comercial a otra (empresa de financiación) para gestionar su cobro y realizar el anticipo del pago de las facturas. En función de la tipología del contrato, la empresa (cedente) puede verse obligada a financiar todas las facturas o solo una parte, y será la cesionaria la que se encargue de cobrarlas. Existe distinción también entre una cesión individual (factura a factura) o genérica (caso en el que se ceden todos los créditos comerciales de una relación cedente-deudor).

Dentro del factoring puede distinguirse a su vez entre factoring con recurso y sin recurso. El factoring sin recurso implica que el riesgo de impago de los deudores lo soporta la entidad financiera, mientras que el factoring con recurso implica que el cedente también asume el riesgo de impago de su cliente.

Además de una herramienta de financiación, el factoring permite la prestación de otros servicios alternativos, como son:

  • Gestión del cobro de las facturas.
  • Conciliación de los cobros.
  • Cobertura de riesgo de impago (en función de la tipología del factoring).

También, y derivado del tipo de factoring, se contempla otro tipo de servicios, como la investigación comercial o de solvencia de cada cliente o la asignación de límites de crédito para cada uno de ellos.

Tradicionalmente, el principal problema del factoring reside en la burocracia que conlleva su contratación, así como en los costes derivados de la misma. La falta de flexibilidad y, en algunos casos, de agilidad en la tramitación, son los inconvenientes que habitualmente aparecen asociados a este producto.

Anticipo de facturas

¿En qué consiste? Se trata de otra manera de obtener financiación a corto plazo a través de la venta facturas o pagarés a la entidad financiera a cambio de un interés y una posible comisión. Las PYMES o el empresario obtienen el dinero de inmediato y no tiene que esperar al vencimiento de las facturas o pagarés.

En este caso se trata de un proceso mucho más ágil y que exige menos trámites para su gestión.

Tanto el factoring como el anticipo de facturas son formas de financiación en las que se anticipa una cantidad de dinero a cambio de un interés y/o comisión que, en el caso del factoring, puede entenderse como un porcentaje sobre las gestiones. Tanto el anticipo de facturas como el factoring permiten a las empresas obtener la liquidez necesaria para su negocio, pero la vinculación entre la empresa (cedente), el pagador (deudor) o la entidad financiera (cesionario) es distinta: un contrato de factoring implica un vínculo entre las partes mucho más prolongado en el tiempo.

En Borrox podemos ayudar a las PYMES y a los autónomos a conseguir la financiación que necesitan de una manera rápida y sencilla. Nuestros procesos automatizados, la aplicación de la tecnología, la flexibilidad, el no cómputo de CIRBE, etc. son algunas de nuestras ventajas. Borrox ofrece financiación a la carta y adaptada a las necesidades de nuestros clientes.

¿Te interesa? Contacta con nosotros y estudiaremos tu caso sin ningún coste. Anticipar tus facturas con Borrox además es muy ventajoso porque:

  • No tiene costes de apertura.
  • No tiene costes de mantenimiento.
  • No hay compromisos de permanencia o de ningún otro tipo.
  • El precio es muy competitivo y el plazo de respuesta es rápido.

Borrox es la financiación alternativa pro-cliente. ¡Conócenos!