Un tema fundamental en la salud financiera de una Pyme o autónomo es la liquidez, pero ¿Sabes qué significa este indicador?

Muchas personas, erróneamente, creen que la liquidez es el dinero en efectivo y los saldos en cuentas bancarias, pero esto no es así. La liquidez es la capacidad que tenemos para hacer frente a nuestras obligaciones a corto plazo, porque  es diferente tener activos líquidos y que estos sean suficientes para cubrir nuestros compromisos de pago a corto plazo.

Tener dinero en el banco con saldos en exceso no es tener liquidez, es tener recursos ociosos que suponen un coste de oportunidad para la empresa. La liquidez debemos entenderla como la capacidad que tenemos de generar efectivo en el momento oportuno.

Esto lo conseguimos elaborando un presupuesto de tesorería que nos permita conocer nuestras necesidades financieras futuras y poder anticiparnos a la hora de gestionarlas.

Dónde y qué mirar para identificar tensiones de tesorería.

Para saber si nos encontramos ante una situación de falta de liquidez o estamos próximos a esta, podemos analizar los siguientes indicadores de nuestros estados financieros.

  • LIQUIDEZ = ACTIVO CORRIENTE / PASIVO CORRIENTE

El fondo de maniobra es la capacidad de pago que tiene la empresa a corto plazo. Es la diferencia entre el activo y el pasivo corriente.

  • FM= ACTIVO CORRIENTE – PASIVO CORRIENTE.

Las necesidades operativas de financiación son los fondos necesarios para financiar la actividad de la empresa.

  • NOF = EXISTENCIAS + DEUDORES – ACREEDORES.

Si el FM es mayor qué NOF existe un superávit de financiación; es decir, es el exceso de fondos a largo plazo del que disponemos es suficiente para financiar nuestras necesidades operativas de financiación.

Si el FM menor qué NOF existe un déficit de financiación que en función de quien lo esté cubriendo puede ser negativo o positivo para la empresa.

Los flujos de caja (Cash Flow) nos indican la capacidad que tiene la empresa para generar liquidez y por ende poder cumplir con sus compromisos de pago. Es la diferencia entre los cobros y pagos generados por las operaciones. Si estos lo ajustamos con las variaciones de existencia, deudores y acreedores, estos nos indican las futuras necesidades de tesorería de la empresa.

  • CASH FLOW = RESULTADO EJERCICIO + PROVISIONES + AMORTIZACIONES.

El plazo de cobro son los días que tardamos en cobrar a nuestros clientes mientras que el plazo de pago son los días que tardamos en pagar a nuestros proveedores.

  • PMC = [DEUDORES / VENTAS] * 360
  • PMP = [ACREEDORES / COMPRAS] * 360

Si pagamos ante de lo previsto a nuestros proveedores y cobramos más tarde de lo esperado a nuestros clientes, es cuestión de tiempo para que tengamos problemas de liquidez y esta situación puede llevarnos a la insolvencia.

El nivel de solvencia de la empresa va a determinar como se están financiado las necesidades operativas y el nivel de eficiencia para hacer sus activos líquidos.

Si al calcular estas ratios identificas que tu empresa se encuentra ante una situación delicada de tesorería, tienes alternativas a la financiación bancaria.

Alternativas de financiación al circuito bancario.

En BORROX te ofrecemos diferentes alternativas de financiación operativa que se ajustan a tus necesidades.

El anticipo de facturas o factoring es un instrumento de financiación que te permite gestionar mejor tus cobros y que de manera paralela desarrolla otros servicios de gestión, administración y garantía por la insolvencia de los deudores de los créditos cedidos.

El descuento pagarés es una herramienta de financiación inmediata, que no consume CIRBE bancario por lo que te permite mayor flexibilidad de financiación alternativa a la hora de gestionar tus cobros.

Nuestros servicios de confirming son una alternativa a otros sistemas de pago, que permite simplificar los trámites administrativos y financieros, ofreciendo financiación a tus proveedores y gestionando mejor tus pagos.

Accede a nuestra plataforma e infórmate de todas las opciones de financiación que ofrecemos y recuerda que ante grandes problemas soluciones fáciles.

Todas nuestras gestiones se realizan totalmente online brindándote la liquidez que necesitas en menos de 24 horas desde la comodidad de tu despacho o casa.